Los 8 motivos por los que abandonamos el gimnasio

¿Empezaste a hacer actividad física y ya dejaste? ¿El entrenamiento no cumplió con tus expectativas? Conocé los motivos más comunes que nos llevan a abandonar las rutinas de entrenamiento en el primer mes.

 

Según una encuesta realizada por la multinacional Precor, la mayoría de las personas que comienzan a entrenar por primera vez desisten dentro de las primeras 4 semanas.

Esto tiene una explicación, en esta nota te contamos los 8 errores más comunes que cometemos cuando comenzamos el gimnasio.

1. No tener claros nuestros objetivos. Las personas que se anotan en un gimnasio no tienen metas claras. Cuentan con expectativas sobredimensionadas, no piden el asesoramiento a un entrenador y tampoco hacen un buen uso de los aparatos. Esto termina con la desmotivación al no ver los resultados esperados.

2. Buscar un gimnasio lejano. Inscribirse en una academia de gimnasia que quede lejos de tu casa o trabajo es un gran error. Si tenés que viajar es más factibles que lo abandones pronto.

3. No precalentar. No realizar un buen precalentamiento muscular favorece las lesiones, una de las razones que nos obligan a dejar de entrenar.

4. Exigirnos de más. Sobreexigir el cuerpo ocasiona dolores posteriores y hasta puede provocar lesiones. Si entrenar significa quedar doloridos es normal que no deseemos hacerlo más.

5. Pensar que transpirando bajamos de peso. Muchas personas piensan que cuanto más transpiran más calorías queman, pero es un error. El sudor es una reacción del cuerpo que produce el enfriamiento cuando aumenta la temperatura. El peso que  perdemos por deshidratación se recupera enseguida.

6. No pedir asesoramiento a un entrenador. Entrenar en las máquinas o con las pesas sin pedir ayuda a un experto es un error grave, ya que si lo hacemos de forma incorrecta puede incurrir en lesiones graves en músculos, articulaciones y huesos.

7. Querer quedar como alguien más. Tratar de obtener los mismos resultados, en poco tiempo, que otros miembros más antiguos del lugar o por qué no que alguna de las celebridades que vemos en la televisión es un gran error. Es frecuente ver cómo le cambió el cuerpo a un amigo, o qué diosa que está la actriz que en una nota de revista declaró que se entrena todos los días media hora. Comenzar el gimnasio para quedar igual a alguien nos lleva a la frustración. Hay que tener en cuenta que cada cuerpo es distinto y tiene sus formas particulares.

8. No dejar los malos hábitos. Mantener hábitos poco saludables se contrapone con todo el sacrificio que estamos haciendo al entrenarnos. Estas conductas generalmente tienen que ver con: fumar, tomar alcohol y comer comida chatarra.

No te olvides de que todo cambio es un proceso que requiere disciplina, tiempo y dedicación. Y que siempre tenés que superarte a vos mismo, y a nadie más./ rumbo

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí