El primer festival de porno virtual terminó mal

Se hizo en Japón. Fue tanta gente, que los organizadores tuvieron que suspenderlo. Mirá los videos de lo que se podía probar.

 

Las posibilidades que nos abre la realidad virtual son infinitas. Y en Japón decidieron probarlo: organizaron el primer festival porno en VR. Sin embargo, la cosa terminó mal: tuvieron que suspenderlo porque se salió de control.

En la web circularon fotos y videos de algunas de las novedades que se podían probar en la feria. Con los típicos lentes de VR, los asistentes podían simular que estaban teniendo sexo con una especie de maniquí y meter la mano en una “máquina de simulación”, una caja en la que gracias a sensores y sopladores de aire, el usuario podía sentir la sensación de tocar pechos femeninos al tiempo que eso era lo que veía en las gafas de VR.

Sin embargo, las enormes colas -y en buena parte la desorganización, algo difícil de pensar en un país como Japón– llevaron a que los organizadores levantaran el evento, que se estaba realizando en la ciudad de Tokio. Incluso antes de que abrieran las puertas, a las 2 de la tarde, la cola ya era kilométrica. “Se aglomeró tanta gente que era imposible mantener la situación bajo control”, contó uno de los asistentes,

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí