7 experiencias sexuales que tienes que probar al menos una vez en la vida

 

Hay cosas que todos tendríamos que probar al menos una vez en la vida, cosas sexuales que normalmente se convierten en fantasías que muy rara vez cumplimos o de las que poco hablamos, y que sin embargo pueden presentarse pero no logramos consolidar por temor a que nuestra pareja sexual nos juzgue de forma errónea.

Estas son 7 de esas cosas que deberías probar sin temor al qué dirá, por el mero gusto y placer de satisfacerte a ti mismo.

1. Acuéstate con un chico que tenga un pene muy grande. Para muchos el tamaño no importa cuando hay amor de verdad y tal vez tengan razón, pero, ¿y si sólo buscamos pasar una buena noche?

Tener sexo con un chico bien dotado es una experiencia que merece la pena que pruebes alguna vez. Luego tú eliges si repites o no.

2. Acostarte con un amigo aunque te arrepientas luego. Han salido, han bebido, se están riendo y, de repente… ¿es cosa tuya o lo estás viendo más atractivo que nunca?

Déjate llevar, el sexo en estos casos puede convertirse en toda una experiencia, además qué tal si les gusta a ambos y algo bueno nace de ahí. Por el contrario, al menos ambos tendrán un amigo sexual con el que puedan pasar la noche sin compromiso alguno y sin tener que estarse exponiendo a las malas experiencias ni a las muchas parejas sexuales.

3. Probar una postura difícil. Las posturas comunes que conocemos son fáciles, pero también pueden hacer el sexo repetitivo.

Prueba  una de esas posturas imposibles del Kamasutra. Si no lo haces, nunca sabrás lo que se siente ni por qué aparece ahí. Jueguen a descubrir y hacer cosas nuevas, usen incluso juguetea sexuales que pueden ser una gran opción para las parejas de bastantes años.

Esto ayuda mucho a quienes creen que su relación no da para más y optan por mejor abrirla.

4. Hacer un trío u orgía. Quizás esta no sea tan extraña, pero poca gente consigue dejarse llevar y olvidar los prejuicios para hacer este tipo de prácticas sexuales.

Si siempre te ha apetecido y se presenta la oportunidad con alguien que esté de acuerdo, ¿por qué no?

Muchas veces tememos al simple hecho de vernos involucrados con dos personas o más al mismo tiempo en la cama, pero si te programas para entender que será sólo sexo lo que tendrán en común, y te quitas todos tus miedos e inseguridades, será más sencillo experimentarlo.

5. Acuéstate con esa persona que “siempre te ha atraído y tú a él también pero no sabes por qué aún no ha pasado”. Decídete y da el primer paso en  eso que sabes que él también está deseando. Tal vez sólo tengan una oportunidad, pero si no te quieres ver tan obvio, empieza por invitarlo a cenar, a tomar un trago, después a tu departamento y simplemente déjense llevar.

6. Tener sexo con una chica aunque seas gay. Hacerlo con una chica es la mejor forma de explorar tu sexualidad y conocer qué te gusta realmente. Aunque sólo sea una vez en la vida, ¡merecerá la pena!

Y es que hay chicos que definitivamente no tendrían problema en experimentar con una mujer, incluso hay parejas que tienen tríos bisexuales para darle más emoción a su vida sexual, pero también están quienes jamás lo harían pues están bien definidos, aunque la verdad es que uno nunca sabe, ya que ¿cómo saber que no te gusta algo si jamás lo has probado?

7. No te estanques en el mismo rol, no hay nada mejor que una relación que en el sexo no tiene problemas para adaptarse a los gustos de cada uno. Muchos creen que una relación es perfecta cuando están bien definidos los roles sexuales, es decir, activo y pasivo. En muchos casos esto funciona, pero a la larga el sexo simplemente se vuelve tedioso si además de no experimentar nuevas cosas, siguen aferrados a sus roles principales, por lo que no hay nada mejor que de vez en cuando ambos cedan y sean capaces de ser un tanto versátiles, para descubrirse aún más en la cama y todos su fascinantes placeres.

No es bueno cerrarse, el sexo es para disfrutarse, explorarlo y descubrirse en él. No tienes que cambiar tu rol definitivamente, pero sí, si estás en una relación y tu pareja te lo ha insinuado, acceder de vez en cuando a probar otras cosas.

Así que ya lo saben, estás son sólo algunas de las muchas cosas que deben ser experimentadas en el plano sexual.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí