Canadá está catalogado como uno de los mejores países para vivir en el mundo. Llegan pocas noticias de la nación presidida por Justin Trudeau, pero ésta nos resultó muy interesante.

El gobierno canadiense inició una campaña que incita a sus ciudadanos a enterrar calzoncillos de algodón en los jardines de las casas. Según informa la revista Atlasobscura, esta acción tiene que ver con la Semana Nacional de la Conservación del Suelo.

Al parecer, tiene mucho que ver. Canadá es un país con gran extensión cultivable y esta acción es una gran prueba para comprobar la salud de la tierra.

Si la tierra es saludable, después de dos meses bajo tierra lo único que queda de la ropa interior es el elástico superior (ya que habrá multitud de organismos vivos que se alimentará de ese material).

Pero, si al desenterrar la prenda aún tiene restos de algodón, quiere decir que el suelo está siendo explotado en exceso y hay que dejarlo respirar.

La única condición para que el experimento no falle es que los calzoncillos deben ser 100% de algodón.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí