La ciencia explica por qué siempre estás tan caliente

Aunque no lo creas, la ciencia puede explicarlo todo, incluso por qué parece que siempre estás tan caliente y buscando pasión

 

La verdad sea dicha, hay días en que inexplicablemente estamos supercalientes y solo pensamos en una cosa: sexo, pero afortunadamente la ciencia tiene algo que decir al respecto.

Y es que tener en la cabeza una sola idea a veces puede ser contraproducente para nuestro día a día.

Por eso, a continuación te desglosamos algunas de las razones más comunes para tu calentura y cuándo ya es tiempo de preocuparse.

Hormonas

Suena simple, pero muchas personas experimentamos varios picos de testosterona a lo largo de nuestras vidas. Esto literalmente se traduce en más ganas de tener relaciones y en más libido. Aunque no es una regla, suele pasarles a personas con una actividad sexual bastante constante. Esta es una de las explicaciones más comunes que da la ciencia sobre por qué estás tan caliente

Comida afrodisiaca

Puede sonar tonto, pero la realidad es que somos lo que comemos. Algunos alimentos son considerados como afrodisiacos. Es decir, naturalmente pueden elevar tus niveles de testosterona. Algunos de ellos son ginkgo biloba, maca, ginseng, pistaches y azafrán. Probablemente esta es de las explicaciones de la ciencia que menos esperabas sobre por qué están tan caliente.

Masturbación constante

Para esto hay que revisar el estudio de 2011 Sex on the Brain?: An Examination of Frequency of Sexual Cognitions as a Function of Gender, Erotophilia, and Social Desirability. En él se comprobó que la masturbación constante puede alterar la libido de los hombres y hacerlos más propensos a estar calientes todo el tiempo. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia

https://1.bp.blogspot.com/-KIJbopuIT1g/YMET1iaZlWI/AAAAAAAAxMU/GcgQSPhwCrMt270RW1GH6lgycxyASgl8wCLcBGAsYHQ/s320/pareja3.jpg

¿Cuándo es demasiado?

Es importante resaltar que la ciencia considera bastante sano tener deseos sexuales y estar caliente. Sin embargo, existe un punto en el que quizá sea bueno acudir con un médico o terapeuta. Esto es cuando satisfacer la excitación se vuelve una necesidad compulsiva y comienzas a dejar tus obligaciones por ella.

Dejar respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí